David Hilliard

David Hilliard


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

David Hilliard nació en Oakland, California, el 15 de mayo de 1942. Fue uno de los primeros miembros del Partido Pantera Negra (BPP) y se convirtió en jefe de personal de la organización.

Hilliard fue arrestado en enero de 1968 por repartir folletos en Oakland Technical High School. Cuando Huey Newton fue arrestado en septiembre de 1968, Hilliard asumió el mando del BPP.

El 6 de abril de 1968, ocho miembros del BPP, incluidos Hilliard, Eldridge Cleaver y Bobby Hutton, viajaban en dos automóviles cuando fueron emboscados por la policía de Oakland. Cleaver y Hutton corrieron a cubrirse y se encontraron en un sótano rodeado por la policía. El edificio recibió disparos durante más de una hora. Cuando se arrojó una lata de gas lacrimógeno al sótano, los dos hombres decidieron rendirse. Cleaver resultó herido en la pierna, por lo que Hutton dijo que iría primero. Cuando salió del edificio con las manos en alto, la policía le disparó doce veces y murió instantáneamente.

Las actividades de las Panteras Negras llamaron la atención de J. Edgar Hoover y el FBI. Hoover describió a los Panthers como "la mayor amenaza para la seguridad interna del país" y en noviembre de 1968 ordenó al FBI que empleara "medidas contundentes de contrainteligencia para paralizar a los Black Panthers".

El 3 de diciembre de 1969, Hilliard fue arrestado y acusado de amenazar la vida del presidente Richard Nixon. Fue acusado de decir en una reunión "mataremos a Nixon". Más tarde, ese mismo mes, Hilliard fue declarado culpable de portar un arma y sentenciado a 6 meses de prisión.

Hilliard también fue acusado de disparar contra la policía durante el incidente en el que murió Bobby Hutton. En julio de 1971, Hilliard fue declarado culpable de este delito y recibió una pena de prisión de uno a diez años.

En 1993, Hilliard se unió a Fredrika Newton para establecer la Fundación Huey P. Newton. La organización educativa sin fines de lucro ofrece programas comunitarios, que incluyen alfabetización, promoción de votantes y componentes relacionados con la salud. Al año siguiente, David Hilliard publicó su autobiografía, Este lado de la gloria (1994).

P: ¿Cuál es el motivo de la purga que está ocurriendo en el Partido Pantera Negra?

R. Nos relacionamos con lo que dijo Lenin, "que un partido que se purga crece para hacerse más fuerte". La purga es muy buena. Reconoces que hay una difusión dentro de las bases del partido, dentro de la estructura interna del partido. Así que el mismo hecho de que te purgues fortalece al partido. Te deshaces de todos los elementos criminales y trabajas con la gente que queda. Te volverás más fuerte, más una fortaleza. Citando a Stalin, creo que dijo algo como "el partido solía ser hospitalario, cedería a las opiniones de todos los simpatizantes". Pero ahora el partido se ha convertido en una fortaleza ". Y que el partido sólo está interesado en los mejores y los sectores más revolucionarios de la sociedad. Ahora tratamos de atraer a los mejores. Y nuestras puertas no están abiertas a nadie que decida que quiere unirse al partido. Ahora las personas que se convierten en parte de la base del Partido Pantera Negra definitivamente tendrá que ser alguien que quiera hacer realidad los deseos y aspiraciones del pueblo oprimido ".

P. ¿Qué hay de la alianza con "DRUM" "FRUM"?

R. Esa fue una alianza que fue formada por Kenny Horston. Es el líder del Black Panther Caucus en General Motors en Fremont. Kenny había regresado al este para hacer una investigación porque se interesó en tratar de organizar a los trabajadores, a los trabajadores negros en particular. Regresó y tuvo discusiones con miembros de DRUM y miembros del movimiento revolucionario de Ford que tienen allí. Descubrió que la mayoría de los miembros de las dos organizaciones eran miembros del Partido Pantera. Fue una experiencia muy gratificante saber que los hermanos allá atrás empezaron a organizar a los trabajadores. Y realmente conmovedor intentar poner una fuerza de la clase trabajadora para asestar un golpe muy poderoso y contundente al sistema imperialista.

Creo que el mérito se debe atribuir a Kenny Horston, el hermano que tuvo la idea de intentar formar una coalición con el Black Caucus aquí en Fremont, y los hermanos en Detroit.

Vemos la necesidad de hacer algunas alianzas con la clase trabajadora, negros, blancos, latinoamericanos, orientales y lo que sea. Vemos que es una necesidad muy grave que la revolución en su conjunto dependa de hacer una coalición con el resto de la clase trabajadora. Los propios Panthers son trabajadores, es solo que nos consideramos el destacamento más avanzado de la clase trabajadora. Por el análisis teórico y porque hemos aplicado teóricamente las ideas y obras de Marx y Lenin y las hemos probado en el mundo exterior, lo que demuestra que hay una necesidad de las masas populares, y una necesidad de la solidaridad del pueblo. clase obrera. Todo nuestro asunto sobre el descubrimiento del triunvirato formado por Lenin, Trotsky y Stalin. Es solo cuestión de intentar dar una imagen muy completa de la historia. Es como considerar la parte sin el todo para hablar de Lenin y Marx, para hablar de Mao Tse Tung y su acción sin realmente incluir a Stalin en la escena histórica general. Stalin jugó un papel muy importante en la revolución rusa y jugó un papel importante en el primer Estado socialista manifestado en Rusia.

No es una cosa que seamos maoístas o estalinistas, leninistas. Decimos que no existe tal animal como un maoísta, que solo hay marxista, leninista y que Stalin era verdaderamente un marxista-leninista. Siempre elogió a Lenin y llevó a cabo las ideas de Lenin. Es solo una cuestión de personas e historia en su totalidad y de contar la verdadera historia de lo que sucedió.

La razón por la que temen a Joseph Stalin es por los hechos distorsionados que han obtenido a través de la prensa occidental.

Lo único que respetamos de Stalin es que Stalin pudo capturar la voluntad del pueblo. Pudo hacer valer la voluntad del pueblo más que nadie.

La ideología del Partido Pantera Negra son las experiencias históricas de los negros en Estados Unidos traducidas a través del marxismo-leninismo. Cuando revisamos la historia pasada de los negros en este país, nos damos cuenta de que después de 400 años somos víctimas de la maquinaria opresiva que amordaza, ata y encadena a los hombres negros que hablan en defensa de sus supuestos derechos constitucionales.

Muchas personas actúan como si estuvieran sorprendidas de lo que le está sucediendo al presidente del Partido Pantera Negra, Bobby Seale, pero creo que un examen cuidadoso de quiénes son nuestros perseguidores aclarará las mentes de las masas de personas que no pudieron ver a través del tan -Llamada cortina de humo judicial de la justicia. Estas personas que torturaron, amordazaron y encadenaron a Bobby son descendientes de piratas. Asesinos genocidas del Hombre Rojo; usuarios de la bomba atómica sobre el pueblo japonés. Los esclavizadores y explotadores de negros en este país hasta el día de hoy.

El Partido Pantera Negra desde sus inicios siempre ha utilizado el arma del ejemplo para educar a las masas. Cuando el Ministro de Defensa, Huey P. Newton, envió una delegación de Panteras armadas al Capitolio del estado de California, este fue un proceso de educar a la gente con el ejemplo de que los negros no tenían sus derechos garantizados por la constitución para portar armas en defensa de sus derechos. vidas contra las turbas racistas de fascistas con o sin uniforme. De modo que Huey P. Newton hizo la declaración "un pueblo desarmado o es esclavizado o sometido a esclavitud en un momento dado".

A veces es difícil entender cómo reacciona la gente al término fascista. Creen que los fascistas se fueron cuando los hitlerianos fueron derrotados. Me relaciono con lo que dice Eldridge, "que la bandera estadounidense y el águila estadounidense son los verdaderos símbolos del fascismo". El historiador estadounidense tiene una manera de justificar este sistema utilizando a Alemania como el enemigo más feroz contra la humanidad, esto quizás sea cierto para las personas de ascendencia judía. Pero cuando realmente comprobamos esta mierda, comenzando con el genocidio de los indios, los 50.000.000 de negros asesinados por los opresores cuando los tomaron contra su voluntad a punta de pistola, hace más de 400 años, aquí mismo en Estados Unidos. Luego recordándonos la guerra genocida e imperialista contra el pueblo vietnamita, la quema de negros en la cruz sagrada del cristianismo. Entonces se vuelve más fácil relacionarse con los jefes del fascismo, el imperialismo, el racismo; y la demanda de Bobby Seale de su derecho a la autodefensa.


David Hilliard - Historia

Satya ha dejado de publicarse. Este sitio web se mantiene solo con fines informativos.

Para obtener más información sobre la próxima edición especial de Satya y la convocatoria de presentaciones, haga clic aquí.

Abril de 2004
Escuche nuestro rugido: el Partido Pantera Negra, la autodefensa y la violencia gubernamental
los Satya Entrevista a David Hilliard


Casi todo el mundo hoy ha oído hablar del Partido Pantera Negra y está familiarizado con su premisa, la lucha armada por la igualdad racial. & # 8220Por todos los medios necesarios & # 8221 era de hecho la frase simbólica del Partido, que en palabras del fundador y líder Huey Newton, & # 8217, iba a ser & # 8220 la personificación de los sueños de Malcolm [X] & # 8217 & # 8221. & # 8221 No Sin embargo, como se conoce ampliamente, es la historia completa detrás de las Panteras Negras, que eran mucho más que una simple demostración de fuerza.

Los cambios que exigieron como necesarios para lograr la justicia en los EE. UU. Se articularon en su Programa de Diez Puntos, que incluía aspectos básicos como vivienda digna, educación, empleo y atención médica gratuita, así como demandas más amplias como el control de las personas tecnología moderna, el & # 8220poder para determinar el destino de nuestras comunidades negras y oprimidas & # 8221 y & # 8220 un fin inmediato a la brutalidad policial y el asesinato de personas negras, otras personas de color, todas las personas oprimidas dentro de los EE. UU. & # 8221

El Partido se fundó sobre la premisa de que la historia de la esclavitud en este país creó un marco social para la desigualdad racial, que persistió & # 8212 aunque ilegal & # 8212 sin castigo por parte del estado. Esta noción, para reconocer la necesidad de una respuesta de autodefensa proporcional a la cultura dominante & # 8217s la violencia contra los no blancos, surgió junto con otros eventos socialmente significativos de la época & # 8212 Malcom X & # 8217s asesinato, el levantamiento negro en Watts, el impulso construido por MLK, etc. Entonces, en 1966, Huey Newton y algunos de sus amigos, incluidos Bobby Seale y David Hilliard, decidieron emprender la batalla ellos mismos y establecieron la organización detrás de la primera lucha armada en el esfuerzo por los derechos civiles.

Lo que comenzó cuando unos pocos amigos se reunieron explotó en un Partido con un par de miles de miembros, ya que la gente se sintió atraída por la visión que difundió. Su lema, & # 8220 ¡Poder para el pueblo! & # 8221, se popularizó rápidamente como un eslogan estándar en los Estados Unidos de los años sesenta. Lo que Black Panthers logró lograr incluyó el establecimiento de programas sociales positivos y orientados a soluciones, algunos de los cuales todavía están vigentes en la actualidad, como el programa Breakfast for Children, que proporcionó desayunos calientes, nutritivos y gratuitos a niños desfavorecidos, y Seniors Against un Ambiente Temeroso (SAFE) para brindar a las personas mayores transporte gratuito a los bancos comunitarios todos los meses. Otros ejemplos: una clínica médica, servicios comunitarios gratuitos de empleo y programas cooperativos tanto para la vivienda como para la alimentación.

El fin de la brutalidad policial no fue solo una de las principales demandas de los Panthers, sino que también fue la inspiración fundamental para la plataforma del Partido, la autodefensa contra la violencia y la opresión racista, así como su propio título: la pantera, por naturaleza, no inicia el ataque, pero siempre atacará cuando se vea amenazado.

El Partido Pantera Negra duró diez años, con un declive que atribuye en gran parte a la batalla que libró contra el estado, habiendo sido afirmado por el FBI como la principal amenaza a la seguridad interna.

Para obtener más información sobre la historia de Black Panther, sus miembros fundadores o para leer el Programa de Diez Puntos, visite www.blackpanther.org. El lector Huey P. Newton y las autobiografías de algunos de los principales actores del Partido & # 8212 & # 8212Bobby Seale, David Hilliard, Angela Davis & # 8212 son también grandes recursos, y Panteras negras para principiantes de Herb Boyd es un excelente manual de tipo & # 8216cómic & # 8217. & # 8212R.C.

David Hilliard fue miembro fundador y Jefe de Estado Mayor del Partido Pantera Negra (BPP), uno de los movimientos sociales más prominentes que surgieron de la década de 1960 con mucha carga política. Su vida, entonces y ahora, la ha dedicado de todo corazón a la lucha contra la injusticia social, en particular la brutalidad policial. Fue ferozmente leal al Partido mientras duró, un período de diez años, y desde entonces ha fundado la Fundación Huey P. Newton para preservar la historia del Partido y el legado intelectual de su fundador.

En su autobiografía, Este lado de la gloria (Little Brown & amp Co, 1994), Hilliard documenta la creación y la historia del Partido Pantera Negra y sus propias experiencias de vida que lo llevaron a participar activamente en temas sociales en primer lugar, principalmente en la lucha por la igualdad racial. Aquí, Hilliard discute con Rachel Cernansky algunas de las historias de Black Panthers & # 8217, sus pensamientos sobre las tácticas que utilizaron y lo que piensa hoy en las luchas por la justicia social.

¿Podrías empezar describiendo tu historia con el Partido Pantera Negra?
Soy uno de los miembros fundadores. Comencé a organizarme con el Partido Pantera Negra en 1966 aquí en Oakland, CA. Huey Newton, el líder de nuestro movimiento, y yo éramos amigos de la infancia. A nuestro alrededor estaba este malestar social & # 8212, era una especie de espíritu de la época. Así que no fue una decisión difícil cuando Huey Newton preguntó si me uniría a esta nueva organización de autodefensa para contrarrestar los abusos policiales desenfrenados, como el asesinato y la brutalidad, en nuestras comunidades. Estaba el movimiento de derechos civiles, con niños bombardeados en la iglesia de Birmingham y mujeres golpeadas durante las marchas por la libertad. Malcolm X fue asesinado en 1965, y fui testigo de Watts y el incendio de las comunidades en Los Ángeles, y las rebeliones en Newark, Nueva Jersey. Hubo una guerra en Vietnam. Estaba listo para hacer algo e inmediatamente me uní a él y a Bobby Seale.

¿Cómo define la autodefensa?
Creo que es bastante fácil definir la autodefensa en relación con la preservación de la vida. La vida es muy preciosa. Es un contrato social. La Constitución nos garantiza el derecho a defendernos de la violencia injusta y perpetrada y el derecho a la dignidad humana. Ciertamente, la autodefensa de la víctima no es lo mismo que la violencia del opresor.

Solíamos hacer un paralelo con las personas que se consideraban pacifistas: si alguien irrumpiera en su casa y comenzara a violar a su esposa e hijos y usted tuviera una pistola o un cuchillo, ¿se quedaría allí sentado y permitiría que eso sucediera? Sabemos cuál sería la respuesta. Entonces estábamos respondiendo en defensa propia a la violencia # 8217 de Estados Unidos: bombardeos de nuestra gente, matándonos con impunidad, George Wallace diciendo & # 8220 segregación hoy, segregación mañana, segregación para siempre & # 8221.

Mirando hacia atrás, ¿cree que las tácticas de Black Panther fueron medios efectivos y exitosos para el cambio social?
Creo que ayudamos a promover el cambio social en este país. No teníamos la respuesta completa y total, pero nuestros programas aún existen. Muchos se han convertido en políticas públicas, como los programas de desayuno de atención médica universal para niños y # 8212alimentando a niños económicamente desfavorecidos, desayunos nutritivos calientes, nuestros programas de transporte para personas mayores, nuestras demostraciones a través de universidades y academias para agregar programas de estudios étnicos. Así que influimos absolutamente en el cambio social.

¿El cambio que se imaginó?
Bueno, la revolución no es una conclusión. No es un acto, es un proceso. El BPP se dio cuenta de que no podía cambiar la sociedad en sí, se necesita a las masas populares y es una lucha larga y prolongada. Nuestra organización duró diez años. Y fue uno de los más asaltados. Fuimos el objetivo de la opresión más cruel del FBI a las organizaciones políticas: de casi 300 objetivos de ataque, el 79 por ciento estaba en contra de nuestro movimiento. Fuimos conducidos al exilio, unos 40 todavía están en prisión, 28 de nosotros fuimos asesinados & # 8212 así que no, no cambiamos Estados Unidos, pero hicimos lo mejor que pudimos, hicimos grandes sacrificios, más que nadie en el movimiento de derechos civiles. Pero la lucha es un continuo. No hicimos la revolución, promovimos el proceso. Dando nuestras vidas.

¿Hay algo que harías de otra manera?
Creo que antes podría haber habido mucho más énfasis en nuestros programas [de servicio social], donde no & # 8217t nos enfrentamos a la policía & # 8212, pero sólo porque yo & # 8217 estoy viendo esto en retrospectiva. No es que tuviéramos muchas opciones. El gobierno no nos estaba protegiendo y estábamos tratando de vivir con cierta dignidad y respeto. Fuimos un modelo de desarrollo económico, tratando de brindar servicios básicos a nuestra gente. Pero eso se vio frustrado por los ataques de la policía y el gobierno de Estados Unidos.

Entonces, ¿el gobierno que usted dice fue el mayor obstáculo?
Sí, lo era. El gobierno es lo que [llevó] decisivamente, directamente a la destrucción de nuestro BPP. Huey Newton, un Ph.D. de UC Santa Cruz, escribió su disertación sobre & # 8220El FBI & # 8217s Guerra contra el Partido Pantera Negra y un Estudio de Represión en América & # 8221 Fuimos totalmente destruidos por la administración armada de J. Edgar Hoover y Richard Nixon & # 8217. Fuimos señalados como la amenaza número uno para la seguridad interna de Estados Unidos. Fuimos pintados por diseño como terroristas, criminales, matones, y el gobierno efectivamente neutralizó y aniquiló nuestro movimiento. No éramos rival para la nación más poderosa del mundo.

El Partido atribuye esa afirmación de & # 8220 # 1 amenaza & # 8221 del FBI al hecho de que sus ideales y actividades eran tan radicales. ¿Diría que esos jugaron por igual en la creación de esa amenaza percibida? ¿O fue uno más poderoso que el otro, los ideales o las actividades?
Bueno, cuando estudias los documentos del FBI, uno de los programas más odiados fue el programa de desayuno para niños. Fue asaltado. Irrumpirían en nuestras oficinas y destruirían la comida para disuadir y convertir la base de apoyo que teníamos para alimentar a los niños desfavorecidos. Así que sí, creo que nuestros ideales eran lo que tanto odiaba el FBI, el gobierno.

Por otro lado, pedimos el pleno empleo para nuestra gente. Pudimos brindar atención médica gratuita en el estado de Nueva York & # 8212 en Harlem, Bedford Stuyvesant, Mt. Vernon, el Bronx & # 8212 cuando el gobierno no pudo hacerlo. Demostramos que tenía que haber algunos cambios en la forma en que se entregaba la economía y sus prioridades & # 8212 obviamente no se trataba de servicios humanos, sino más bien de militarización, presencia policial, cárceles.

¿Han cambiado sus creencias con respecto a los medios que son y no son efectivos?
Creo que estábamos bastante en el punto, en términos de nuestros ideales. Y cuando miras a tu alrededor, ves que Estados Unidos sigue siendo el gobierno más violento, patrocinando el terrorismo de estado contra personas de todo el mundo, en Irak, Cuba, África, el Medio Oriente. Creo que eso debería responder a tu pregunta. Las personas tienen derecho a hacer todo lo posible para garantizar otro día de vida. Estados Unidos es un gobierno que reprime a las personas y sus necesidades más básicas por su propia codicia personal [y] corporativa. Así que toda esta idea de intentar poner el peso sobre las personas que defienden sus vidas es un poco ingenua. Creo que las críticas deberían dirigirse al gobierno que ha convertido a Estados Unidos en el país más odiado del mundo y el más peligroso, de hecho.

Hay muchas personas que están de acuerdo contigo en eso. Pasemos, sin embargo, a los conflictos dentro de la sociedad estadounidense en particular, ¿cree usted que es más exacto hoy describirlos como divididos por razas o clases?
Bueno, es ambos. Sin duda, el racismo es una gran parte de esto. Todavía tenemos que abordar el tema de la raza en este país, dado que si examinas la situación económica y de vivienda en nuestras comunidades, si miras los empleos, la discriminación contra las personas del Medio Oriente. Los problemas no se han resuelto. Si nos fijamos en la forma en que se trata a los hispanos, en la forma en que se trata a las mujeres en este país, se tiene una idea de que Estados Unidos sigue siendo un sistema jerárquico muy racista. Pero, por supuesto, el tema también tiene que ver con la clase. Clase y raza son sinónimos.

Tengo curiosidad por su respuesta a una crítica que estoy seguro de que ha encontrado, una noción que muchas personas tienen de que ciertas injusticias sociales, incluida la disparidad racial y el odio, se derivan de estereotipos, que los agresivos & # 8220 por cualquier medio necesario & # El enfoque 8221 parecería alimentarse. ¿Qué piensas sobre esto?
Creo que esa pregunta es tonta. Una vez más, creo que convertir a la víctima en el criminal y al criminal en la víctima es una forma muy distorsionada de ver la justicia. La gente tiene que aceptar que Estados Unidos ha sido el país más violento del mundo, y cualquiera que responda de una manera que les dé otro día de vida, eso es en defensa propia. La respuesta de la víctima [debería ser] deshacerse de los lazos de opresión y subyugación en la forma que considere necesaria. El asesinato, la brutalidad, el encarcelamiento, la negación de la educación básica, de los derechos humanos básicos, el desempleo ... que es mucho más violento que alguien defendiéndose de unos racistas. Las víctimas tienen derecho a defenderse y no debemos disculparnos por ello.

Es simplemente útil escuchar la respuesta de un miembro de Panther a un argumento que parece recitarse con tanta frecuencia y, a menudo, como excusa para ignorar el mensaje subyacente.

Bueno, el Partido creía en la dignidad y el respeto, y sobre todo en la santidad de la vida humana. Esa es la razón por la que teníamos estos programas de servicio, haciendo cosas & # 8216un-American & # 8217 como brindar atención médica gratuita a las personas mayores, apoyar a nuestros niños y trabajar con latinos y asiáticos. Fuimos la primera organización en los años 60 y 70 en tener una alianza con el movimiento por los derechos de los homosexuales. Éramos un movimiento de derechos humanos. No tenía nada que ver con la raza, estábamos tratando de llevar a la humanidad a una manifestación superior, para hacer de este mundo un lugar mejor.

¿Cuál fue el papel de la mujer en la AFF?
Las mujeres no eran nuestra mitad menor, no eran nuestra mejor mitad. Eran la otra mitad de nuestro movimiento. Sostuvieron el 50 por ciento del cielo. Las mujeres fueron enviadas a la cárcel, las mujeres fueron atacadas. No tenían más derechos que los hombres negros bajo este sistema de opresión y subyugación racial. Todos estábamos en la misma lucha y todavía lo estamos. Los hombres negros no son libres hasta que las mujeres negras son libres y viceversa.

La gente trajo actitudes sexistas de la sociedad en general a nuestro movimiento, y tratamos de lidiar con eso. Nuestra AFF era la única organización de derechos civiles en ese momento en la que las mujeres ocupaban puestos de liderazgo. Audrea Jones fundó nuestro capítulo en Boston Frances Carter fundó nuestro movimiento en Bridgeport y New Haven Ericka Huggins fue la líder de nuestro movimiento en Los Ángeles junto con Elaine Brown, quien se convirtió en la líder más importante de nuestro movimiento en Estados Unidos.

¿Dónde estamos ahora? ¿Cuáles son los principales problemas que se deben abordar hoy?
Estamos prácticamente en el mismo lugar en el que estábamos hace 40 años. Estamos involucrados en una guerra, la guerra personal de Bush, donde nuestros hombres y mujeres jóvenes están perdiendo la vida a diario. Nuestras comunidades en muchos casos están abrumadas por la falta de vivienda. Las escuelas son un completo fracaso. Las cárceles están repletas de afroamericanos y otras minorías.

Hay mucho trabajo por hacer, y los problemas que abordamos en nuestro apogeo todavía están a la vanguardia de la lucha, por lo que en muchos sentidos son los mismos problemas por los que siempre luchamos. Las personas que defienden los derechos de los animales, los problemas ambientales, el salmón salvaje frente al salmón de criadero, el derecho a tener alimentos en el planeta, esos eran temas que estaban sucediendo en los años 70.

¿Ve conexiones entre todos esos problemas?
Absolutamente. Es un continuo. Hay & # 8217s una generación [ahora] que no conoce esta historia porque & # 8217 está oscurecida de muchas formas. Pero dadas las ventajas tecnológicas que tenemos ahora, con Internet y todo el acceso masivo a la información, no hay ninguna razón por la que la gente no deba conocer estas luchas. Y creo que esa es la vanguardia de la lucha de esta generación: comenzar a controlar los medios de la tecnología. La tecnología pertenece a la gente y debe usarse para elevar a todos a una manifestación superior de vida y una vida decente, no en beneficio de unas pocas corporaciones multinacionales. Creo que estamos en el camino correcto para llegar a lo que Huey Newton llamó un "intercomunalismo revolucionario", dentro del cual el mundo entero pertenecerá a la gente. Y tendremos una cultura que es esencialmente humana.

Mencionaste los derechos de los animales. ¿Fue eso alguna vez parte de la agenda de la AFF?
Bueno, nuestra agenda era comprender la santidad de la vida, para todos los seres sintientes. Todo está interconectado y la muerte de cualquier hombre, mujer, cosa, nos rebaja a todos. Huey Newton era un budista que nos enseñó sobre el taoísmo y el budismo y los principios de los guerreros samuráis, y vivimos de acuerdo con algunas de las filosofías orientales de Krishnamurti. El vegetarianismo fue una gran cosa en nuestro BPP. Nuestra escuela era vegetariana [y los] niños estaban en una dieta vegetariana.

¿Ve algún movimiento que esté progresando hoy?
Sí, estoy impresionado con el movimiento por los derechos de los animales y con las personas que luchan por el medio ambiente. Estoy impresionado con el movimiento de la economía sostenible y los jóvenes que estaban en Seattle y que se opusieron a la guerra de Bush y las corporaciones multinacionales en México más recientemente. Estoy involucrado y apoyo el movimiento contra la guerra. Apoyo el movimiento por los derechos de los homosexuales. Intento estar al tanto de los problemas.

¿Cuál cree que es el papel de los jóvenes en la actualidad?
El papel de los jóvenes es tomar el control de su propio destino y deshacerse de estos políticos y administradores viejos, codiciosos, egoístas y antihumanos que quieren poseer todos los recursos del mundo para su propio engrandecimiento personal. Su función es hacer del mundo un lugar mejor para las personas en Oriente Medio, África y Asia. Porque el mundo pertenece a las personas y debemos entender que los lugares distantes son parte de la comunidad mundial. Deberíamos estar involucrados en todas las luchas del mundo, porque los recursos del mundo nos pertenecen a todos.

Los de esta generación se encargan de la tarea de unirse al mundo y tener una sola lucha, un aspecto común de la economía. Entonces todos viviremos en una manifestación superior [y] se atenderán todas nuestras necesidades básicas.

¿Cuáles son sus pensamientos sobre qué papel puede o debe jugar la violencia y # 8212 o específicamente la autodefensa & # 8212 en esa lucha?
Creo que la supervivencia de la especie debería ser nuestra prioridad número uno. Somos los pacificadores. Queremos el fin de todas las guerras, queremos la abolición de la violencia del hombre contra el hombre, y creo que la única forma de hacerlo es librar una guerra revolucionaria & # 8212 enfrentar la violencia injusta con la violencia justa de la salvación para que todos sobrevivamos. . Acaba con los perturbadores de la paz y, para ello, a veces hay que contrarrestar la violencia injusta con violencia revolucionaria.

¿Qué consejo le daría a la gente que quiere que eso suceda?
Creo que la gente debería prepararse y estudiar historia. Deben ser muy conscientes de que cuando intenten tomar el control de sus vidas y cambiar [este] sistema, van a encontrar resistencia.

¿Tiene esperanzas para el futuro?
Soy un eterno optimista, sí. Debo ser. Es lo que me motiva. Y veo grandes cosas sucediendo & # 8212 con jóvenes y personas de todo el mundo, luchando gloriosamente. Y somos parte de esa lucha porque la muerte de cualquier hombre o mujer nos rebaja a todos porque estamos todos conectados. No es como lo que sucede en África o en el Medio Oriente, no es nuestra preocupación y, por supuesto, es nuestra preocupación.

Y estoy tratando de hacer mi compromiso, no he renunciado a la lucha.


Nacimiento de una pantera

David Hilliard nació el 15 de mayo de 1942 en Rockville, Alabama. Cuando tenía diez años, se mudó con su familia a Oakland, California. Allí conoció al ya carismático joven Huey Newton, un líder natural e intelectual que luego se convertiría en su compañero en las Panteras Negras. Cuando era adolescente, Hilliard buscó un tipo de hombría que pensó que no podría encontrar en la escuela. A los 17 años abandonó para casarse con su novia embarazada, Patricia. A los 19 era padre de tres hijos, Patrice, Darryl y Dorion. Por

De un vistazo & # x2026

Nacido el 15 de mayo de 1942 en Rockville, Alabama, hijo de Lee y Lela Hilliard, se casó con Palricia Milliard, c. 1959 niños: Patrice, Darryl. Dorion jlso Dassine (por Brenda Presley).

Realizó una variedad de trabajos ocasionales, 1960-66 Partido Pantera Negra para la Autodefensa, 1967-74. los puestos incluían capitán de la sede nacional y jefe de personal. Encarcelado por su papel en el tiroteo de 1968, 1971-74. Empleado por asociaciones y sindicatos de mejora pública, c. 1975 & # x2014 89, incluida la Campaña por la Democracia Económica, Los Ángeles. Sindicato de Empleados Públicos Unidos, Local 790, Oakland, representante, 1991 & # x2014. Autor, con Lewis Cole, de Este lado de la gloria. Little, Brown, 1993.

Direcciones: c / o Little, Brown & amp Co., 34 Beacon St., Boston, MA 02108.

a la edad de 20 años, había entrado en contacto con los musulmanes negros y adoptó la retórica de esa secta, si no sus formas de vida limpia. Para llegar a fin de mes, trabajó en una variedad de trabajos de baja categoría.

Cuando estallaron disturbios en las comunidades negras de Los Ángeles y Cleveland en 1966, Hilliard se radicalizó. En la primavera de 1967 accedió a unirse a su amigo de la infancia Huey Newton, quien acababa de ayudar a fundar el Partido Pantera Negra para la Autodefensa. Los Panthers comenzaron a conducir por Oakland con armas cargadas y libros de leyes tratando de evitar el acoso policial a ciudadanos negros. Estas patrullas Panther no eran ilegales & # x2014 California permitía a los ciudadanos portar armas cargadas sin ocultar & # x2014, pero provocaron tensas confrontaciones y atrajeron la atención de los medios al grupo.

Hilliard trabajó para la fiesta por la noche y en los muelles durante el día. Asistió a sesiones de educación política y trabajó duro para comprender libros revolucionarios como Frantz Fanon & # x2019 s Miserable de la tierra. Entró en contacto con Bobby Seale, Eldridge Cleaver y otros Panthers destacados. Pero aunque trabajaba casi a tiempo completo para el partido y había sido nombrado capitán de su sede nacional, Hilliard recordó en su autobiografía que no se sintió como un verdadero conocedor hasta el 28 de octubre de 1967. Ese día, Newton resultó herido y un policía de Oakland fue asesinado en un violento enfrentamiento. Cuando Newton fue acusado de asesinato, el liderazgo restante de los Panther asignó a Hilliard el trabajo de sacar a Newton de la cárcel.

Con esta asignación, Hilliard finalmente sintió que su vida tenía un propósito. “ The problems of my life — my restlessness, my sense of purposelessness — are resolved, ” he wrote in This Side of Glory. “ I ’ m dedicated to a serious, deadly serious goal. I think of my daily responsibilities, and one by one they drift away they ’ re unimportant now in the face of this new greater duty. … Even the [material] things that once seemed so crucial to me … become trivial, burdens rather than satisfactions. ”

Working under Eldridge Cleaver and Bobby Seale, Hilliard devoted himself to freeing Newton. He helped make “ Free Huey ” a national slogan, and his campaign for Newton ’ s release dramatically increased the Panthers ’ visibility. In fact, the “ Free Huey ” campaign became an incredible boon for the party. New recruits and donations poured in, chapters formed in other cities, and Cleaver and Seale forged alliances with Bay Area radicals and with the national Communist Party.

As the Black Panther Party grew, so did Hilliard ’ s responsibilities. He worked on the party ’ s newspaper, The Black Panther. He struggled to grasp revolutionary philosophy. He dealt with members who got dangerously out of hand and he spoke to the media and at protests.


Interview with H. David Hilliard, June 14, 1985

H. David Hilliard was born in Clinton, Kentucky in 1916. He attended the high school at what later became Hickman County High School. On the family farm, his parents raised hogs and chickens. Hilliard recalls that brother once completed a 2-acre cotton project for the 4-H Club. During the Depression in 1934, Hilliard managed to get a job with the National Youth Administration (NYA) in Murray, Kentucky custom hay baling on a farm for two summers. Later, Hilliard could not get the job back, so he hitchhiked to Lexington, Kentucky and enrolled at the University of Kentucky, where he graduated in 1938. He taught vocational agriculture for five years in London, Kentucky, while completing graduate work in agricultural education during the summer.

Hilliard stresses the importance of the instruction and assistance he received from UK's College of Agriculture, the Agricultural Experiment Station, and Extension Services throughout his career. He has worked on the 1300 acre family farm in Hickman County since 1943. Hilliard describes the livestock and crop programs on the farm, and discusses his participation in the certified seed program, where he grew Kentucky 31 fescue and hybrid seed corn with registered seed. He mentions many people he worked with in these programs, such as Shirley Phillips, Dr. Oran Little, and Dr. W. D. Valleau. Hilliard discusses his work as President of the Kentucky Seed Improvement Association in 1967 and between 1971 and 1975. He explains his work with the Farm Analysis Group, and states that he was President of the Production Credit Administration. He also served on the Extension Advisory Committee. Hilliard discusses his satisfying and dissatisfying experiences, and talks about his family. The interviewer lists the many organizations Hilliard has served as well as his many awards, including the Thomas Poe Cooper award.


Notas

Access-restricted-item true Addeddate 2010-09-02 23:05:58 Bookplateleaf 0004 Boxid IA126916 Camera Canon 5D Donor marincountyfreelibrary External-identifier urn:oclc:record:1036955209 Foldoutcount 0 Identifier thissideofglorya00hill Identifier-ark ark:/13960/t39z9xq1j Ocr ABBYY FineReader 8.0 Openlibrary_edition OL1725390M Openlibrary_work OL987345W Page-progression lr Pages 492 Ppi 400 Scandate 20101009021550 Scanner scribe6.sfdowntown.archive.org Scanningcenter sfdowntown

Walking Through History with David Hilliard, Former Black Panther Party Leader

To cap off our summer fellowship program, the Haas Institute planned a field trip that would deepen our appreciation and understanding of the struggle for social justice in the Bay Area. Former Black Panther Party Chief of Staff David Hilliard led a guided tour of the former homes, events and places that were significant to the history and formation of the Black Panther Party in Oakland.

Before the tour began, the Haas Institute’s staff and summer fellows met at Homeroom for lunch, where our plates overflowed with mac n’ cheese.

After lunch, we met Mr. Hilliard in front of the West Oakland Library, where he began our guided tour. In our 18-point tour, we visited the homes of the party founders, the location of the party’s office, the Church where the Party served free breakfast for community youth, and the traffic signal that was installed as a result of the Party’s agitation. The Party’s efforts put Oakland squarely in the center of efforts to promote racial equality in the late 1960s and early 1970s.

His first-hand account described the systematic racism against Oakland’s black communities that was especially prevalent within the police department and other government institutions. His political identity was clearly developed by the realities of discrimination, police brutality, and injustice that were common in the highly segregated neighborhoods of West and East Oakland. Those community needs served as the impetus for the Party’s formation, and shaped the personalities and struggles that allowed for the Party’s efforts and successes in Oakland.

His story was inspiring yet filled with a melancholy nostalgia for a time of mobilization and unity that is difficult to find in Oakland’s streets today. His criticisms of kids idolizing the likes of Jay-Z and Kanye instead of politically conscious figures points to the gaps in our broken education system and fixation on making money to solve our individual problems. Mr. Hilliard’s experiences underscored this nation’s challenged history with race, which continues today, as the segregated and red-lined neighborhoods that shaped the experience of Oakland’s African American community are now gentrifying, displacing families to more remote areas of the Bay Area, and the jobs that secured the economic vitality of West Oakland’s African-American middleclass have gradually disappeared.

The tour re-opened a chapter in our local history that should be required knowledge to any resident of the Bay Area, and more than this, should be celebrated as some of the greatest moments of collective action and success that took place right in our backyard.

The ideas expressed on the Haas Institute blog are not necessarily those of UC Berkeley or the Division of Equity & Inclusion, where the Haas Institute website is hosted. They are not official and not of one mind. Thoughts here are those of individual authors. We are committed to academic freedom, free speech and civil liberties.


David Hilliard - History

''David Hilliard has been recognized as one of the Top 100 Super Lawyers in Illinois in 2020, his eleventh year to be so honored.''

''David Hilliard is highly respected for his extensive experience in the IP market. He is noted for advising a wide range of multinational clients on complex litigation and arbitration matters.''

''David Hilliard is often called on as a witness, such is the depth of his knowledge and litigation experience. He writes extensively on the law and takes to the podium as a lecturer to share his knowledge.''

World Trademark Review (WTR) 1000-2019

David’s clients come to him looking for a lawyer who can provide sound, cost-effective advice, but who also can orchestrate a month-long trial, provide credibility and insight as an expert witness, or bring stubborn parties to a settlement as a mediator. David’s intellectual property cases have resulted in over 100 Federal Court opinions throughout the United States, including nine jury trials, and he has argued appeals in all but one of the U.S. Courts of Appeal.

Intellectual Property Litigation One of WTR 1000’s two Illinois “Luminaries” and a Chambers “Senior Statesmen,” David brings value through his wide experience as a trial lawyer in Intellectual Property matters of every description. He protects iconic brands like FORD, PEPSI, GENERAL MOTORS, JAGUAR, BASF, CHRYSLER, H&R BLOCK, NORTHERN TRUST, SUNLIFE OF CANADA and TIGER WOODS.

David is listed in The BEST LAWYERS IN AMERICA, has been recognized by The Legal 500 for his “longstanding track record of trial and appellate level matters” and by WTR 1000 as a respected expert witness. He is a Fellow, American College of Trial Lawyers and past Chair of the College’s Courageous Advocacy Committee.

David’s litigation highlights include:

  • For Sun Life of Canada, establishing the principles of “doctrinal moorings” and “inevitable confusion” in U.S. District and Appellate Court trademark cases and introducing the first “mystery shopper” survey as an innovative means of assuring survey trustworthiness.
  • For PepsiCo, launching more than seventy gray market goods cases that resulted in Federal Court opinions that helped define the standards for protection against gray market imports, and violations of the Tariff Act.
  • As lead counsel for Ford Motor Company, winning major copyright cases in Asia, South America and the U.S. that shut down over fifty counterfeiters of Ford parts and helped establish many of the legal bases for anti-counterfeiting protection.
  • For Jaguar Motor Cars, closing down seventy-two infringers and stopping the Jacksonville Jaguars football team from using a leaping jaguar logo. See “How David C. Hilliard Got the Jacksonville Jaguars to Change Their Logo,” Illinois Super Lawyers Magazine.
  • En Northern Trust Co. v. J. P. Morgan Chase, David prevailed over repeated intentional copying of a major Northern Trust Brand in the NFL Superbowl.

Expert Witness in Intellectual Property Cases

David often serves as an expert witness in major litigation for clients like TRAVELERS INSURANCE, CHRYSLER, HOOVER, BLUE SHIELD OF CALIFORNIA, KIMBERLY-CLARK and 3M. He served successfully as an expert for the INTERNAL REVENUE SERVICE in a $425 million case involving evaluation of assets of the Carnation Company.

His credibility and insight as an expert witness benefit from his teaching for many years at Northwestern Pritzker University School of Law and at the University of Chicago Law School. He also benefits from extensive experience as a writer in the field of intellectual property law. His publications include:

  • A treatise, Hilliard, Welch & Marvel, TRADEMARKS AND UNFAIR COMPETITION (Lexis Nexis, 9th ed., 2019), which has been cited and quoted by federal courts, and has been used by the Federal Judiciary to train federal judges in intellectual property law.
  • A law school text book, Hilliard, Welch & Widmaier, TRADEMARKS AND UNFAIR COMPETITION (Carolina Academic Press 12th ed., 2019), was cited and quoted by the United States Supreme Court (Moseley v. Victoria’s Secret), and is used in over fifty law school courses nationally.

As an expert witness, David has often raised constitutional and other dispositive issues that have resulted in settlements resolving multi-million dollar litigation. David has recently been an expert witness in six major intellectual property cases:

  • a Reverse Confusion case in Utah in which defendant swamped plaintiff by using plaintiff’s name and mark on defendant’s website dramatically decreased plaintiff’s business by 93.5%
  • a multi-million dollar insurance defense case in the state of Washington where he discovered that plaintiff’s claims violated the public welfare clause of the Utah Code of Ethics for Engineers as well as the First Amendment of the U.S. Constitution pursuant to U.S. v. Alvarez, 132 S.Ct. 2537 and the Utah Supreme Court in Eldridge v. Johndrow, 345 P.3d 553
  • a New York case where he launched an innovative “market survey” and established that plaintiffs’ claims violated Article I of the U.S. Constitution pursuant to Bonito Boats, 489 U.S. 141 and Dastar 539 U.S. 23
  • a Michigan case where plaintiffs’ claims also violated Article I of the U.S. Constitution as well as the doctrine of fair use (recently, $8.4 million was awarded after a nine day jury trial in Los Angeles in a parallel case in which defendant failed to raise David’s Article 1 Constitutional defense)
  • a genericness case in Minnesota where David demonstrated on partial summary judgment that plaintiffs’ claimed trademark was introduced as a generic term and used exclusively that way for seven years. Further, David’s surveys and historic analysis demonstrated to the court that no initially generic term has ever been “recaptured” as a trademark in the history of U.S. law
  • trial testimony in a case in the U.S. District Court in Hawaii involving application of the USPTO rules for Supplemental Registrations and the U.S. Constitutional requirements for Use In Commerce.

Mediator and Arbitrator in Intellectual Property Cases

David has handled dozens of mediations and arbitrations nationwide, and is a Federal Court and CPR/INTA-certified mediator and arbitrator. Here is how he describes his approach:

“An expert decision-maker lets the parties focus on the nuances of their particular dispute, and get a result comparable to an appellate decision that might take years, and cost millions of dollars to reach.”

His role as an adjunct professor and author of both a well respected treatise and law school text book also helps here, but the life-lessons from serving the profession and community (noted below) may be more so.

One of his most challenging mediations was in the $750 million Terra Museum conflict with the State of Illinois. It generated coverage in the New York Times, Wall Street Journal and elsewhere. See The Art of Mediation: The Terra Museum War, ABA Landslide Magazine.

Service to the Profession and Community David’s civic and professional leadership have strengthened his effectiveness as a lawyer, expert and mediator. In recent years, David received:

  • the Justice John Paul Stevens Award for “extraordinary integrity and service to the community throughout his career”
  • the Lawyers for the Creative Arts “Distinguished Service Award for Outstanding Contribution to the Arts”
  • an American College of Trial Lawyers Award for “Representing the College in litigation with Honor and Distinction” and
  • in October 2020 David completed three years as Chairman of the Newberry Library Board of Trustees, one of America’s leading institutions for research and scholarship in the humanities.

He is past President of the Chicago Bar Association, and currently Chair of its Past Presidents Committee. He has served as President of the Lawyers Trust Fund of Illinois, the Legal Club, and the Wayfarers Club, and was a founding member of the Illinois Commission on the Rights of Women. He is a past Chair of the Visiting Committee of the University of Chicago Law School, and served as a Judge Advocate in the United States Navy under Admiral John S. McCain.

David is currently a Trustee of the Art Institute of Chicago, a former Vice-Chair of the Art Institute and Chair of the School of the Art Institute, and was awarded the Institute’s Architecture and Design Society “Lifetime Achievement Award.” David is President of the Rettinger Foundation and Director of the Allerton Endowment Fund.

David has served as a Director of the International Trademark Association, a member of Council of the ABA Intellectual Property Law Section, and Chair of the Northwestern Law School Annual Symposium on “Intellectual Property Law and the Corporate Client.”

He was the founding Chair of the 9,000 member Young Lawyers Section of the Chicago Bar Association for which the Association established the David C. Hilliard Award given annually to the outstanding Section Committee Chair. See “A Cause for Celebration.” David was recently named an “Honorary Young Lawyer in Perpetuity” (!), and last year was honored by the Chicago Bar Association for “Leading the Way.”

David was profiled in a four-page article in Chicago Lawyer Magazine, see “Collecting to Give,” and was honored last year by The University of Chicago Law School in an article entitled “Big Picture Litigator Takes Pride in Being Civic and Professional Leader.”


‘The Man I Am, the Man I’m Not, the Man I Want To Be’

At first, our choices are easy: whether to sit or stand, run stutter-step through the afternoon light or rest sweetly in our mother’s lap. As we age, we enter the twilight of limitless possibility. Despite our best intentions, we accept that there are fewer possible selves.

But what unforeseen joy or hardship might have been? What future remains? These are the questions David Hilliard wrestles with in his newest book, “What Could Be,” a compendium of emotionally charged and verdant compositions.

“The photographs are visual possibilities of what could be, what might have been, what I𠆝 like to be,” Mr. Hilliard said.

Having grown up part of a progressive working-class family in Lowell, Mass., Mr. Hilliard found his footing as a gay young man early. He was intrigued by ideas of masculinity, identity and relationships and quickly turned to that in his work. “There’s a lot of photographs about men, myself, strangers, the man I am, the man I’m not, the man I want to be, the man I want but can’t have,” Mr. Hilliard said.

During his formative years as an undergraduate at Massachusetts College of Art, he studied under luminaries like Abelardo Morell, Nick Nixon and Barbara Bosworth, all of whom inspired him to explore his personal life — and his sensitive side — in his work. During class with Ms. Bosworth, students were encouraged to cry as she read poetry aloud. While there, he began documenting his relationship with his father.

Images of Mr. Hilliard’s father, whom he describes as a 𠇌omplete leftie atheist,” portray a complex figure grappling with mortality and the unknown. In contrast, his mother is a born-again, evangelical Christian. Images of her and her new husband, which feature in Mr. Hilliard’s later work, are hermetic, portraying the two of them flirting with some platonic ideal.

While getting his M.F.A. at Yale, Gregory Crewdson, Tod Papageorge and others pushed him to continue working in this vein, and it was there that Mr. Hilliard honed the lush, multipanel images that would become his signature. Meant to evoke a cinematic experience by 𠇌reating runs of pictures that lived as a hybrid between photography and film,” Mr. Hilliard’s tableaux use the mechanics of his view camera to shift time, focus and viewing planes into sometimes jarring, yet strangely gratifying, combinations.

�pending on what the psychological moment is or how I feel about something, I want a lot of shifting,” he said. 𠇋oom, in your face. Boom, suddenly I’m back.”

Among his awards, he received a Guggenheim fellowship in 2001, and in 2005 Aperture published an eponymous monograph that is now in its second printing. His expansive body of work has largely explored those close to him. Though he occasionally works with models, he prefers the intimacy of friends and family.

“There’s that kind of personal connection — they look at you, mediated through the lens, and there’s a shared understanding of a history,” he said. 𠇊 stranger — it’s exotic, it’s hunting, it’s like pinning a butterfly to a wall.”

“What Could Be” navigates a now-familiar tension for Mr. Hilliard, juxtaposing intensely personal moments of his family with images of strangers and friends of friends charged with sexual and emotional longing. Drawing on decades of work, the book constructs a semiautobiographical narrative grappling with his own and others’ expectations for him. It will feature a Q&A with the writer Pam Houston, and a short story by the New Yorker staff writer Ariel Levy.

The book deal came with a catch. The publisher, Minor Matters Books, has brought a Kickstarter model to art publishing, and artists must persuade some 500 people to prepurchase the book by April 30. If the goal of 500 presale books is not met, then no book is made. (He is currently at 218.)

In the meantime, Mr. Hilliard said he had given himself the green light to pursue a new challenge: a project full of strangers.


Black History Everyday 24/7/365: 10 Things I Learned About David Hilliard: #BlackPanthersAt50

3. He formed the Huey P. Newton Foundation with Newton’s second wife.

4. He served time in Vacaville Prison.

5. He was visiting professor at the University of New Mexico.

6. He was interim chair of the BPP after Huey Newton was arrested.

7. He was arrested for threatening President Nixon’s life, he was acquitted when the government refused to release the tapes.

8. He starred in the following movies: Berkeley in the Sixties, Tupac Shakur, Thug Angel, Rebels of Oakland the A’s, the Raiders, the 70s, y The Assassination of Richard Nixon.

9. On April 6, 1968, two days after Dr. Martin Luther King’s assassination, Hilliard and seven other BPP members were ambushed by the police while in their vehicles.

10. In 1994, This Side of Glory: The Autobiography of David Hiliard and the Story of the Black Panthers was published.


Summer of Love: 40 Years Later / David Hilliard

5 of 6 December 28, 1969 - David Hilliard, chief of staff of the Black Panthers, tells interviewers that his statement "We should kill President Nixon" was meant rhetorically, not literally. Hilliard was charged with advocating the President's assassination after his statement at a San Francisco peace rally November 15. He was interviewed on CBS' "Face The Nation," broadcast from Washington. Associated Press/ 1969 Associated Press Show More Show Less

DAVID HILLIARD, visiting professor at the University of New Mexico: THEN: Chief of staff for the Black Panther Party, Hilliard was a young black militant, roaming the streets of Oakland with Huey Newton and Bobby Seale during the Summer of Love.

It's certainly a defining period for me because April '67 was just one month prior to the epic-making event with the Black Panther Party where we sent a delegation of Black Panthers to Sacramento protesting the gun laws, which is that scene indelibly printed in everyone's mind. It's what most people recognize the Black Panthers for -- armed delegations with Bobby Seale, 27 Panthers invading the state capitol. I was very much involved with Huey Newton in '67 in trying to give definition to that educational demonstration of the Black Panther Party going to Sacramento to protest, we used to say, the disarmament of the black community, not just the Black Panther Party, but it was an act against disarming black people, period. So Huey Newton and I were there, going to radio stations. I remember a radio station, KNEW, down at Jack London Square, where we were explaining the reasons for sending that delegation of Black Panther party members to Sacramento. So it was certainly a defining moment in my life - it's when I became a full-fledged member of the Black Panther Party.

I was married and had three children. Trying to figure it all out. Working as a longshoreman in the docks of Oakland and San Francisco. Watching the anti-war movement that was pretty much in gear during that time. Talking with Huey Newton, who used to come by regularly telling me about trying to politicize me. I used to let him and Bobby Seale use my car to go deliver Panther Party papers, because during that time, there was only a few members of the Black Panther Party and we were not very mobile. I had a job, I was a Longshoreman. So I would let them use the car while I go work during the day. Those were the nascent, early formative stages of our movement. But Oakland was alive with people in the streets. Anti-draft movement was going on then. Lots of demonstrations, stuff going on pretty consistently at UC Berkeley. It was a very vibrant time. There was hope and promise in the air. There was these expectations that things were going to happen in the world and I certainly wanted to be a part of that.

It was this counter-culture movement. You're talking Timothy Leary, Jerry Rubin, Abbie Hoffman, people like that, Baba Ram Dass. People who were beginning to make history. People who chose life over death. People who opposed the unjust war being waged in Southeast Asia, particularly the war in Vietnam. There was a time where there was a unity of ideas and action between our Black Panther Party and those counter-culture hippies like Abbie Hoffman and Jerry Rubin. Emmett Grogan over in San Francisco with the Diggers. Those were our comrades. We were brought together. Because we all had a unity of thought and ideas against this unjust war. They were, as far as we were concerned, our comrades. They were in a lot of ways involved in cultural revolution. We were involved in more sterner stuff. Coming out of the civil rights era where people were being beaten and children being killed in the South in church, brings to mind 15th Street church in Birmingham, people being beaten on the Peddis Bridge. So it was a very vibrant and a very tumultuous period. The counter-culture who opposed the war, the hippies, they were our comrades. We all chose life over death. We all embraced a common humanity. I think it was the common strand that brought us together.


Ver el vídeo: FULL RACE: Groups 812B Oscar Koveleski Memorial, Race 1, at Watkins Glen International, Sept. 2021